(imagen: parcela donde debería estar construido el Centro de Salud de Montecarmelo)

Cerca de medio millar de vecinos del barrio de Montecarmelo (Fuencarral-El Pardo, Madrid) han respondido a una encuesta realizada por la Asociación Vecinal Barrio de Montecarmelo en la que se les preguntaba por diferentes aspectos en relación a la política municipal y regional en materia de equipamientos públicos.

La encuesta se realizó después de que el Concejal Presidente de Fuencarral-El Pardo, Javier Ramírez (Partido Popular), hubiera rechazado en el pleno distrital del pasado mes de octubre una proposición por la que esta Asociación Vecinal solicitaba la construcción de una instalación deportiva y de ocio juvenil polivalente en el barrio, al igual que existen en otros barrios y distrito madrileños, alegando para ello el Sr. Ramírez que este espacio público municipal promovería el vandalismo por parte de los vecinos usuarios, provocando que quedara inutilizado. Aun con el voto en contra de los populares, la proposición salió adelante con el apoyo de Más Madrid, Ciudadanos y PSOE y la abstención de VOX. Señalar que, preguntado por ese rechazo a su construcción, el propio Concejal Presidente afirmó que el sentido del voto en las últimas elecciones regionales (mayoritario en este barrio hacia el PP) avalaba este rechazo a la referida iniciativa.

Con todo, la encuesta mostró un sentir mayoritario ante la ausencia de determinados equipamientos públicos. Preguntados los vecinos y vecinas por aquellos que, en su opinión, faltaban en el barrio, señalaron el Centro de Salud (78%), Instituto de secundaria (74%), Biblioteca (71%), Polideportivo (74%) o, el señalado centro de ocio y deportivo polivalente abierto con espacios de bikepark, skatepark, pistas colectivas, zona infantil, área mayores, etc. (83%). En relación a este último equipamiento, la encuesta mostraba también el parecer inequívoco de los vecinos: por un lado, el 95% de ellos estaría de acuerdo con su construcción, y por otro que el 84% de los encuestados se posiciona en contra de que la instalación promovería el vandalismo entre la población en edad infantil y juvenil, añadiendo además como beneficio el suponer una opción amplia y saludable de ocio para esta franja de edad, rechazando en todo momento que pueda calificarse como un equipamiento perjudicial.

Igualmente la encuesta evidenció que muchos vecinos y vecinas de Montecarmelo desconocían la existencia de diferentes equipamientos y servicios públicos, como el Refugio Joven (espacio de ocio adolescente y juvenil) o los Patios Abiertos en el CEIP Infanta Leonor, ambos muy criticados por la Asociación Vecinal en el sentido de que no han sido informados al conjunto de vecinos del barrio. De hecho, el 82,5% de los encuestados señalaba que la Junta Municipal no informa suficientemente de las actividades culturales y de ocio que se programan en sus instalaciones ubicadas en el barrio de Montecarmelo.

En relación con las opciones de ocio de la población infantil y juvenil (según el padrón de habitantes, el 40% de la población de Montecarmelo se encuentra en la franja de edad entre 0 y 19 años) una abrumadora mayoría (94%) señaló que la población infantil y juvenil no dispone de instalaciones municipales suficientes, de acceso libre, de carácter cultural, deportivo y de ocio en el barrio. La mayoría de las actuaciones de la Asociación Vecinal Barrio de Montecarmelo desde su constitución se han dirigido a denunciar esta situación, y la crítica de que la única opción de ocio para muchos chicos y chicas pasa por el botellón y el deambular por las calles del barrio sin opción de ocio alguna.

Esperando desde 2008

El barrio de Montecarmelo, cuyas primeras viviendas se dieron entre 2002 y 2003, cuenta actualmente con 25.000 habitantes (se ubica en un distrito de 240.000 habitantes). Aún así, sigue careciendo de importantes equipamientos públicos, muchos de ellos pendientes desde hace más de una década. En 2008, el propio Ayuntamiento de Madrid se comprometió a resolver la construcción de una biblioteca o de un polideportivo, y de instar a la Comunidad de Madrid, cediendo las parcelas para ello, para que hiciera lo mismo respecto al Centro de Salud o el Instituto de Secundaria público. Ninguno de estos equipamientos se ha construido a día de hoy, con el añadido de que la construcción del Instituto de Secundaria acumula sucesivos incumplimientos en las fechas de licitación e inicio de obras, teniendo a sus 200 familias desplazadas en otro centro escolar fuera del barrio. En el caso del Centro de Salud, aprobado el proyecto de obra en 2016, con el compromiso de iniciar las obras en 2018 y terminarlas en noviembre de 2019, sigue sin haber, a día de hoy, ninguna actuación para su construcción.

Accede a la nota de prensa y al informe con el conjunto de las respuestas en este enlace:

https://drive.google.com/file/d/16c151f1HNYdWTvBu1Tig6Q2G525OCsGg/view?usp=sharing

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.